Quien no ha pasado por una de estas situaciones, no es de sorprender ni mucho menos razón de burla, que en algún momento de nuestra presentación se nos vaya la pista de baile… lo importante es saber qué hacer y más aún, en que nos equivocamos. En esta nota hablaremos de algunos tips que todo dj debe tener en cuenta, no solo en momento del hecho sino como una práctica saludable antes de aceptar cualquier contrato.

 

POR QUÉ VA LA PISTA DE BAILE

Cada fiesta es única y las razones por las cuales se va la pista de baile varían dependiendo de las circunstancias, pero en el plano general la razón principal es un mal timing. El timing se refiere a una mala o no tan buena decisión de una canción que va de la mano del momento y forma de la mezcla, seguido de una versión que no sea adecuada para el tipo de público.

Las fiestas tienen un orden; recepción, calentamiento, inicio, hora punta y fin. En nuestro caso matemático, el orden de los factores si altera el producto. El calentamiento marca mucho la pauta sobre la noche, es aquí donde debemos impresionar al cliente y a sus invitados, no solo con la música que pidió, sino con la quiso decir… recuerde que en muchos casos, una canción jala a otra. Ejemplo; si pide The Killers es muy probable que le guste Coldplay.

Es nuestra obligación conocer y controlar el timing de una fiesta, hay clientes muy desesperados (sobre todo las mujeres) que quieren que la gente salte, bale, sude, desde la primera canción… como bien sabemos eso no sucede así, por eso un buen calentamiento es vital para una fiesta. De paso vemos si lo conversado con el cliente se mantiene.

ANTES DE LA FIESTA

que hacer pista vacia 01Por nuestro lado, es muy importante, no aceptar contratos de los que estamos seguros no son nuestro mercado, si los aceptamos hablar muy bien con el cliente que es lo que necesita y prepararnos. Esto en el caso de que contemos con el tiempo necesario para hacer una investigación. Si el contrato llega a nosotros con muy poco tiempo debemos ser muy sinceros con el cliente y decirle que tan preparados estamos.

Al momento de conversar con el cliente, debemos sacarle toda la información posible sobre el estilo musical que desee escuchar y más importante… lo que no quiere escuchar. Hay clientes que son más dóciles y aceptan canciones que no les puede agradar tanto, pero lo hacen por el bien de la fiesta, mientras que otros son muchos más cerrados. Es de buena práctica pedirle una lista de canciones para tener siempre presente el corte músical.

QUE HACER CUANDO SE VA LA PISTA

La primera reacción de cualquier dj inexperto es comenzar tocar todos los hits y en 45 minutos agotaron toda la música, como dice el gran Chapulin Colorado “Que no panda el cunico”. Si la canción que pusieron no resulta, sáquenla lo más rápido posible, no esperen “hueco de la canción”, mezclen lo más rápido posible y si es necesario romper el beat… rómpanlo, obviamente con coherencia, estilo.

Cada dj tiene, según su mercado, unas 3 canciones que recuperan la pista de baile. Determinen cuales son las canciones que les resultan, súmenlas con la lista de cliente más su criterio y podrán recuperar la pista… pero sobre todo no se desesperen, mantengan el timing, pero cuando uno se arriesga con una canción que no conoce o con una canción que piensa que puede funcionar y no funciona, deberá tener en la cabeza por lo menos una opción que le ayude a recuperar la pista, como dijimos no esperen el “hueco de la canción”.

La regla dice que nunca debemos repetir canciones, aquí viene, porque si repetimos es casi seguro que nos equivocamos en el timing (a menos que el cliente la pida), en discotecas es casi un crimen repetir canciones, pero no tanto en eventos. Si se ven en la obligación de repetir canciones, no toquen el mismo set, varíen la mezcla y calculen una buena distancia entre canciones repetidas.

CONCLUSIÓN

No es de extrañar que por más coordinación que se haga con el cliente o por más esfuerzo que uno le pongo a la fiesta, la gente no se anime a bailar. En mi caso me ha pasado varias veces, sobre todo en reuniones, pero esto no significa que estemos haciendo un mal trabajo, sino que en ciertas circunstancias inexplicables el público no se animó al dancing. De igual manera es recomendable mantener el timing, tratando de tocar todas las canciones que el cliente solicito.

Entonces, para prevenir, la clave es coordinación previa, un buen calentamiento y control de timing. Y cuando la pista se fue, utilizar nuestras canciones “llamadoras de pista” continuar con la lista de cliente, pero siempre manteniendo un buen timing. Recuerden: “El cliente no sabe lo quiere, pero lo quiere y lo quiere más… cuando no hacemos bien nuestro trabajo”.