La genialidad y vanguardismo de Daft Punk es innegable, aun para el más desorejado del planeta. En la premiación de los Grammys, Daft Punk quienes están acostumbrados a no dar presentaciones, ofrecieron por segunda vez una performance junto al icono de Stevie Wonder, además del gran Nile Rodgers y Pharell.