El mercado está saturado de controladores desde hace varios años, en especial por los all-in-one, y por más que vemos nuevos modelos con alguna que otra función nueva, creo fuertemente que es hora de darle una vuelta de 180º al mercado actual.

La llega del Twelve de Rane me revivió esta locura que se me ocurrió después de la salida del D2 de NI. Si bien el concepto del D2 y los Stems no terminaron de calar bien en muchos djs, la idea de un controlador supremo para los decks es una excelente idea. El X1, también de NI, fue el comienzo de ello, y muchos dj no dudaron en hacerlo parte de su setup hasta el punto que no querían ni ver un CDJ. Para ejemplo tenemos a Richie Hawtin, Dubfire, Matador, etc.

Este concepto no es nada nuevo, el primero en hacerlo fue Denon con la difunta DN-SC2000. Este concepto no caló para nada. Quizás porque el concepto del digital dj recién estaba cobrando fuerza y no estábamos listo para el cambio… no para algunos. Behringer dentro de su linea CMD lanzo algo parecido, el CMD PL-1, pero paso totalmente desapercibido. Quizas por la falta de confianza en la marca o lo mismo que le paso al de Denon.

 

CLICK PARA HACER ZOOM

 

Hoy en día

Hoy día quizás sea una mejor solución. Aunque creo que las empresas no se atreverían a lanzar un producto como tal, ya que estarían compitiendo directamente contra sus producto más costosos. Aun que creo que en las ventas seria un exito total. La ventaja para nosotros es que podríamos invertir en nuevas mixer o interfaces que ofrezcan cada vez mejor sonido o nuevas funciones, porque siendo sinceros… no hay nada más que colocarle a un deck, no por el momento.

Las ultimas mixers ya estan incorparando pads y demas funciones para los decks, pero estas son dedicadas para la scratch people y no necesariamente para los clubs o eventos moviles, aunque se pueden usar. Entonces, tener un controlador modular para los decks que se puede ir actualizazando mas rapido y aun costo relativamente bajo, es todo un mercado que las grandes empresas no estan aprovechando.

Aunque la calidad de sonido de los controladores es bastante decente, no se comparan a una mezcladora dedicada a ello. Por eso afirmo que podriamos dejar mixer y su calidad de sonido al club o la empresa de eventos y llegar nosostros con este tipo de controladores. Así se evita que se desarme la cabina del club o que se depende de la calida de sonido de controlador.

 

Finalmente

Lo mejor de todo es que con un solo controlador de estos podríamos manejar dos o cuatro decks, claro que ese depende de la cantidad de salidas de la mixer o de la interfaz. Y al no tener una pantalla, como el D2, no dependería de una fuente de energía externa.

De ser posible y sacando costos; si un X1 se vende en $199, un D2 en $399 y una SZmk1 en $1700, precio USA. Es probable que un controlador como estos se venda entre 300 a 400 o quizas 500 USD, y de poder controlar los 4 decks con un solo controlador, seria toda una ganga.

Lo que si me encantaria ver, y que debio tener el D2 y el S8, es el pitch fader motorizado, tal y cual como vemos en las mezcladoras de sonido digitales. Eso seria un gol de media cancha, ya que no se tendria en estar antendo de la posicion del pitch fader virtual con el fisico al momento de cambiar de decks.

 

 

¿Qué te parece nuestro concepto? Esperamos tu opinion en los comentarios